con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

lunes, 4 de junio de 2007

NASA en la silla caliente



Michael Griffin tiene que ser uno de los jefes más controversiales de la NASA. Todo lo que dice sobre el enfoque de la agencia espacial causa reacciones a veces cáusticas. Pero esta vez logró alzar en armas a las tres cuartas partes de la comunidad de climatólogos y otros científicos. La razón es que hace pocos días Griffin tuvo un interesante intercambio con un reportero de la National Public Radio sobre calentamiento global.

P. Se dice que la NASA no está gastando mucho dinero en estudiar el calentamiento global desde el espacio. ¿Le preocupa a usted el calentamiento global?
Griffin: Soy consciente de que el calentamiento global existe... también sé que la mayoría de los estudios apuntan con gran certeza a la conclusión de que mucho de ese calentamiento está hecho por el hombre. Pero que esto sea una preocupación a largo plazo, no podría decir.

P. ¿Tiene dudas de si este es un problema sobre el cual la humanidad tenga que hacer algo?
Griffin: No estoy seguro de que ese sea un problema con el cual debemos meternos. Asumir que ese es un problema es asumir que el estado actual del clima de la tierra es el estado ideal. El estado óptimo que podríamos tener y que hayamos tenido, y que entonces tenemos que hacer todo lo posible por mantenerlo así. Primero que todo, no creo que los humanos tengamos el poder de hacer que el clima no cambie. Y en segundo lugar, tendría que preguntar qué seres humanos -dónde y cuándo- recibieron el privilegio de decidir que este clima en particular que tenemos hoy es el mejor para toda la humanidad. Yo creo que esa es una posición arrogante... La NASA no tiene que tomar acciones para cambiar el cima. Sólo para observarlo. Y esto lo hemos hecho muy bien.

Los comentarios, de expertos de la talla de Jim Hansen, reconocido climatólogo de la NASA, Michael Oppenheimer, la vaca sagrada de Princeton, y un batallón más, comienzan en “Griffin está totalmente desinformado”, “casi me caigo de la silla”, “se me atragantó la tostada del desayuno” y “es un irresponsable”, a “debería renunciar”.

Habiendo cubierto este tema tan lleno de grises como el cambio climático durante 20 años, aprendí que nada sobre esta ciencia está escrito en piedra. Y además hay que meter en la olla varios ingredientes que hacen la mezcla tan compleja como interesante: las pasiones y los egos de los investigadores, el dinero de los grants, el mal periodismo, la incertidumbre científica (que es totalmente normal y parte de la esencia de la ciencia), y la corta historia de la humanidad sobre la superficie del planeta.

La entrevista de NPR se puede escuchar en: http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=10613389
Foto: Karen Bleier

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal