con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

sábado, 14 de junio de 2008

Confirmado: provenimos de las estrellas


Foto superior: S Krot

Los poetas siempre han dicho que somos polvo de estrellas. Yo, por mi parte, siempre lo he creído también. Pero ahora, la ciencia lo ha probado fuera de toda duda: investigadores en Europa y EE.UU. confirman por primera vez que parte de la materia prima que compone las moléculas de ADN de la vida más primitiva de la Tierra es de origen extraterrestre.
El estudio está publicado en el Earth and Planetary Science Letters.

La cuestión es como sigue: por allá en 1969 cayó en Australia un meteorito que fue bautizado como Murchison. La roca ha sido estudiada por muchas personas con objetivos distintos. Uno de los grupos de investigadores descubrió en ella unos compuestos llamados uracil y xanthina. Aunque la mayoría de los mortales nunca los hayamos escuchado mencionar, resulta que son lo que los biólogos llaman “nucleobases’, es decir, los precursores de las moléculas que componen el ADN. Eso significa, dicen los expertos, que la vida primitiva de nuestro planeta podría haber adoptado esas nucleobases que venían en los fragmentos de meteoritos, para usarlas dentro de sus códigos genéticos y comenzar a pasarlos a las generaciones subsecuentes.

Lo primero que hicieron los investigadores fue eliminar la posibilidad de que esos compuestos fueran contaminación de otras fuentes que hubieran entrado en contacto con el meteorito. Pero el exhaustivo estudio reveló que son parte íntima de la roca celestial. Según el parte de prensa de la AAAS, “el análisis muestra que las nucleobases contienen una forma de carbono muy pesada que únicamente se habría podido formar en el espacio. Los materiales formados en la Tierra están hechos de una variedad de carbón mucho más ligera”.

Entre hace a 3.8 a 4.5 mil millones de años, grandes rocas similares a la de Murchison llovieron sobre la Tierra en el momento en que se formaba la vida primitiva. El bombardeo continuo arrojó enormes cantidades de fracciones de meteoritos sobre la superficie de la Tierra. Marte y Venus.

Según uno de los autores del estudio, Mark Sephton del Imperial College de Londres, “puesto que los meteoritos son los materiales que sobraron después de la formación del Sistema Solar, los componentes claves para la vida (que incluyen a estas nucleobases), podrían existir en muchas partes del cosmos. A medida que se descubren más y más materiales en objetos provenientes del espacio, la posibilidad de que la vida se formó en donde sea que haya existido la química favorable, es cada vez más plausible”.

6 comentarios:

Anonymous Mike san ha dicho...

Nunca me ha acabado de gustar esto que las primeras moleculas organicas hayan venido del espacio. Esto solo traslada la pregunta de como se formaron estas moleculas a otro lugar, pero no la contesta. De hecho, me parece mas probable que se hayan sintetizado en un lugar complejo, rico, caliente, como la tierra primitiva, que no en pedruscos congelados del espacio. A no ser que estos pedruscos provengan de algun protoplaneta destruido. En todo caso, ya que la propia vida en la Tierra ha hecho desaparecer los vestigios de su propio origen quimico (se los ha comido, vaya), el hecho de que encontremos estas moleculas en meteoritos indica, mas que venir del espacio, que son abundantes en el universo, y que la vida puede no ser algo tan raro. Solo hace falta juntar estas piezas de forma que empieze la reaccion en cadena de la autoreplicacion (casi nada!)

sábado, junio 14, 2008  
Blogger angela ha dicho...

Si, estoy de acuerdo en que esto podria demostrar que la vida podria no ser algo unico en la Tierra. Por lo menos, esos compuestos basicos.

domingo, junio 15, 2008  
Anonymous Estela n.n ha dicho...

Había oído esto alguna vez. Y siempre me ha fascinado de la misma forma. Como dice Mike San, puede indicar que los compuestos que dan origen a la vida no son algo exclusivamente terrestre, pero quizás las condiciones fisico-químicas que propicien la aparición de todas las formas de vida sean más difíciles de encontrar. Siempre estamos oyendo: En tal planeta no puede haber vida porque está muy cerca de la estrella que orbita. El otro está demasiado lejos.
Sin embargo aún queda una posibilidad... judgamos la vida en función de la nuestra (es decir, si no cumple las condiciones que dieron origen a la vida como la conocemos, no se puede hallar vida alguna), pero y si pudieran formarse formas de vida con otras condiciones? Podría crearse un ser unicelular en un planeta que descartamos por sus condiciones? Quizás hayan demostrado ya que no, no lo sé

De todos modos, no creo que si hay vida en alguna otra parte (cosa que tampoco me parecería tan rara pues el Cosmos es muy grande) las formas de vida sean iguales a la terrestre...

Uf! Me he emocionado y creo que ni siquiera he sabido expresarme con claridad :S

Un saludo!


^^

domingo, junio 15, 2008  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola, soy Manu.

Yo opino como Mike San, la teoría de la panspermia, sólo traslada el problema a otra parte.

http://lacomunidad.elpais.com/manurentzat/2008/5/23/la-vida-la-tierra-

Otra cosa es que la vida aparezca irremediablemente, siempre que se den las condiciones necesarias para ello, como parece ser.

Por cierto Ángela, muchísimas gracias por visitar mi blog.

Un abrazo.

martes, junio 17, 2008  
Blogger angela ha dicho...

Hola Manu!!
me gusta tu blog. Kudos.
Gracias!
angela

martes, junio 17, 2008  
Anonymous UnAngel ha dicho...

Hola.
Simplificando mucho (pero mucho, mucho).
...tanto buscar extraterrestres, y resulta que los extraterrestres somos nosotros :-D

martes, julio 15, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal