con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

martes, 1 de abril de 2008

Basurero de alta tecnología





Resulta que la montaña más alta del sur de la Florida es el basurero municipal. No es una exageración. Está en la carretera 95, yendo hacia el norte, más o menos dos horas de Miami. Se le reconoce porque, además de tener un verde muy claro, una bandada de aves negras se cierne constantemente sobre la cima.

Por eso me interesó tanto la edición de abril de la revista WIRED, que tiene un gráfico genial de lo que idealmente serán los basureros del futuro. De hecho, ya existe en Australia uno que hace todo el trabajo que uno como buen ciudadano debería hacer: separar la basura. Pero mientras que uno no logra pasar más allá de poner los plásticos en un contenedor, los papeles en otro y los cristales y latas en otros dos, la empresa Global Renewables, de Sydney, está llevando el arte de reciclar a su máxima potencia. Tanto, que se está encargando del 75 por ciento de los desperdicios de la ciudad, convirtiéndolos en objetos limpios y utilizables.

Los camiones llenos de basura maloliente entran a la planta, donde brazos robot abren las bolsas y manos humanas buscan cosas feas tales como baterías, latas de pintura y materiales tóxicos. El resto de la basura se pone en una cinta rodante donde es sometida a: un vacío que separa el papel y el plástico de todo lo demás, usando escaneadores ópticos que distinguen entre ambos materiales por sus distintas reflectividades infrarrojas, y chorros de aire para dirigir los materiales a sus nichos deseados. Luego, una serie de remolinos eléctricos someten a la basura a un campo magnético, haciendo que los metales no ferrosos se separen ellos solos. Una serie de imanes entonces se encarga de atraer a los metales ferrosos, que pasan a otra cinta rodante donde son compactados y procesados para venderse como metal de segunda. (Piense en carros, estufas, y tubos que entran por un lado, y por el otro salen como papas de metal). Lo que queda se mete dentro de un tanque-coladera con agua caliente que disuelve los compuestos orgánicos tales como el carbono. El líquido es vertido en una especie de sistema digestivo que convierte en biogás el carbono en disuelto en el agua. Este biogás es su vez es la fuente de energía que mueve la planta entera. Lo residuos sólidos se convierten en fertilizantes.

Me pregunto si en esa planta cabrá la montaña más alta de nuestro estado. A juzgar por el tamaño de la bodega de la foto, tal parece que sí.

2 comentarios:

Anonymous Joel Jimenez ha dicho...

Muy bueno tu blog, tal vez podriamos intercambiar links en nuestras paginas, yo tengo una sobre divulgacion de ciencia tambien:

www.ciencia-hoy.blogspot.com

email: aero_espacio@hotmail.com

saludos.

martes, abril 01, 2008  
Blogger angela ha dicho...

Hola Joel
Gracias por escribir!
Bueno, pues ya lo haremos!
angela

miércoles, abril 02, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal