con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

martes, 7 de octubre de 2008

En el bosque encantado


Desde hace una semana ando medio perdida entre las montañas del parque nacional Rocky Mountains en Colorado. Resulta que todos los amaneceres y todos los atardeceres el aire se llena de los sonidos más extraños, los llamados más lánguidos, los gritos más curiosos. Abre este enlace con muestras, para que oigas. Y abre el corto video que tomé yo misma hace 24 horas en una pequeña cámara de mi hermana, de esas que parecen una tarjeta de crédito (no sé por qué al principio el encuadre está en vertical, pero luego se arregla).

Si no estuviera rodeada de montañas, juraría que estoy debajo del mar, escuchando a las ballenas jorobadas, como hice en otras ocasiones. Pero no son las ballenas. Estos cantos de selva encantada, de bosque de cuento de hadas, los producen los alces (elks) machos llamando y organizando a sus respectivos harenes. Porque aquí los cuernos significan lo opuesto que en el reino humano. Aquí, la cornamenta significa un macho que las tiene todas consigo, que sabe lo que hace y que está relleno de testosterona. Uno que es capaz de comandar varias decenas de damas y niños en distintas etapas de calor y crecimiento, respectivamente. Estos alces hacen ver ridículos a los califas y jeques de Oriente. Son unos Don Juanes que deben usar todas sus fuerzas y concentración en dejar plasmado su adn en cuantas hembras puedan. Tanto esfuerzo será ese, que en unas pocas semanas habrán perdido 15 kilos de peso. Y si no los recuperan para diciembre, el invierno los podría matar.

Entonces, los habitantes del lindo poblado de Estes Park, a la entrada de las magníficas montañas rocosas (quizás uno de los paisajes más bonitos que he visto en EEUU continental) ponen todo cuanto está de su parte para ayudar a los alces en su alimentación pre-invernal y para brindarles una inolvidable luna de miel. Y entonces plantan flores a montones, con el solo objetivo de dejar que se las coman los alces, para quienes los dulces pétalos son como el chocolate. Y también cierran los campos de golf, sólo para que sus señorías de cuernos puedan consumir el pastito tierno. Y los alces son unos frescos. No respetan nada: se meten en tu jardín, se echan en tus sembradíos, se interponen entre tus autos y tu puerta.

Pero a cambio, te regalan esa nobleza y esa aceptación que sólo saben dar los animales. Y en las tardes, la serenata de lamentos de bosque encantado.

video

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Divino!!! Lastima que el video este al revez!!! Porque esta al revez el video???

Muy buen Blog!!

Felicitaciones!!

miércoles, octubre 08, 2008  
Blogger angela ha dicho...

Hola mi querido Anonimo....como ya se quien eres porque nos conocemos por telefono,te digo que el video ezta alrevez porque tenia que ir a la par de tu hortografia.

Y al final de cuentas, lo chevere es que hayas visto mi blog, jeje.
ABRAZOS
angela

miércoles, octubre 08, 2008  
Anonymous Estela n.n ha dicho...

Hola Ángela!
Qué tal todo al otro lado del charco?
En primer lugar, permíteme decirte que en la primera foto que sale en esta entrada tienes una cara de persona simpatiquísima :D


Qué sonidos! Tienen lo mismo de extraños que de fascinantes. Espero poder ver a estos animalillos en directo algún día. jajaja sería genial!


Un saludo enorme!

sábado, octubre 11, 2008  
Blogger angela ha dicho...

Hola querida Estela!
Como estas?
Muchas gracias por tu lindo comentario!
apenas anoche regrese de ese "bosque magico". ahora, amediados de la semana, ya habra que arremangarse la camisa y comenzar a trabajar de nuevo!

Todas la sfamilias d evenados no se pro que son tan comunes en Norteamerica. Si los humanos desaparecieramos de la faz de EEUU manana, los venados, los alces, los mooses, y todos sus primos regresarian en numeros tan abundantes, que ni se podrian sostener.
Un abrazo

sábado, octubre 11, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal