con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

jueves, 28 de agosto de 2008

¿En qué momento nos convertimos en humanos?


Después de haber conversado con Brian Hare, el especialista en bonobos (un pariente del chimpancé con una mayor “inteligencia emocional”) que entrevisté en Muy Interesante en agosto, me quedé pensando en este asunto de los humanos y los simios. Al mismo tiempo, limpiando el horror de revistas que tengo arrinconadas en la pequeñísima sala de mi apartamento (que es la pesadilla de un minimalista), me encontré con una edición especial de la revista Discover “Las principales 75 preguntas de la ciencia”, que está genial.

Una de las preguntas, que contesta el bio-antropólogo del venerable Field Museum de Chicago Robert Martin, es “¿Cuándo los humanos nos convertimos en humanos? Según Martin:

“Una mejor pregunta sería ¿cuándo se separó de los demás mamíferos la rama que conduce a los primates modernos? La historia clásica es que todos los grupos de los mamíferos modernos se comenzaron a desarrollar apenas hace 65 millones de años después del Período Cretácico cuando el probable meteorito causó la extinción de los dinosaurios. La explicación estándar es que la evolución de los grupos modernos de mamíferos y aves no arrancó sino hasta después de ese evento. Si usted va a donde un paleontólogo y le pregunta ‘¿Cuándo cree usted que comenzaron los primates?’ ese paleontólogo le dirá, ‘bueno, el fósil más viejo que podemos identificar fuera de toda duda como de primate tiene 55 millones de años. Por eso, si añadimos unos cuantos millones de años como margen de seguridad, podemos asumir que los primates evolucionaron hace 60 millones de años’.

Pero yo estuve estudiando los murciélagos, y se me ocurrió que cuando los vimos por primera vez hace 55 millones de años, lucen exactamente iguales a los murciélagos modernos. Todas sus características claves están desarrolladas. Por eso sospeché que las cosas han debido comenzar desde antes, a menos que uno piense que estos animales se materializaron así como así. Entonces me reuní con un matemático y dos estudiantes de posgrado, y desarrollamos un modelo según el cual tomamos el número de especies vivas de primates junto con todas las formas de primates fosilizados, las colocamos al azar en diferentes ramas evolutivas y aplicamos ciertas reglas para calcular cuando emergió el ancestro común. Y la respuesta es que el ancestro común de los primates apareció unos 20 millones de años antes de lo que se cree, o sea, hace unos 85 millones de años.

No estoy seguro de si los primates habrán estado haciendo cabriolas al lado de los dinosaurios. Lo único que podemos decir es que coexistieron en un mismo período de tiempo. Pero no necesariamente en las mismas áreas geográficas. Hay quienes sugieren que los mamíferos modernos evolucionaron en las áreas montañosas, más altas y frías y que por eso desarrollaron el control de su temperatura. Y los dinosaurios evolucionaron en los terrenos más calientes y bajos. Yo creo que vivían en la misma época pero que no se veían el uno al otro”.

De otra manera, ¿qué tal habría sido ver a T-Rex contra King Kong?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal