con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

domingo, 26 de julio de 2009

El amor no es una coincidencia

¿Tiene usted mariposas en el estómago cada vez que ve a su pareja? No es una coincidencia. Puede ser simplemente que usted y su pareja son genéticamente compatibles. Por lo menos a eso le apuesta GenePartner, una compañía suiza que ofrece pruebas de ADN para ayudar a predecir qué parejas “encajarán” bien, usando los genes como “casamenteros”.
GenePartner se enfoca en estudiar un grupo de genes: los antígenos de leucocitos humanos, o HLAs, los cuales cumplen un importante papel en el sistema inmunológico. La teoría es que los hijos de parejas que tienen HLAs distintos tienen el potencial de heredar respuestas inmunes más variadas, es decir, serán más inmunes a las enfermedades. Otra parte de la teoría es que las HLAs ayudan a las personas a filtrar a compañeros en potencia con los cuales podrían estar demasiado estrechamente relacionados. Y que por eso las mujeres inconscientemente se sienten más atraídas al olor de los hombres con HLAs diferentes a los suyos. Es decir, la teoría está basada en un importante principio evolucionario para mantener viable a la especie humana. GenePartner hizo un estudio con un cuestionario a casi 300 parejas, tras el cual desarrolló un algoritmo para predecir la compatibilidad basada en las combinaciones de HLAs.

Y lo ideal, dicen, es que este “acoplamiento genético” vaya acompañado de los otros factores sociales que miden las demás empresas dedicadas a unir parejas, cosas como la edad y los intereses. Algunos expertos opinan que la evidencia del papel de los HLAs en la escogencia de un compañero no está del todo demostrada científicamente. Pero GenePartner piensa que muchas almas solitarias estarían dispuestas a darle una oportunidad. Sólo es cosa de pedir el “kit” con el palillo y el algodón, humedecerlo con saliva, y enviarlo de regreso a Suiza con un cheque de US$99. A vuelta de correo le enviarán un GenePartner ID, y más adelante le mandarán los IDs de las personas que son genéticamente compatibles. Y entonces las podrá contactar por Facebook, o cualquier sitio de conocer parejas. ¡Buena suerte!

4 comentarios:

Blogger karlosjota ha dicho...

Hola Angela, solo queria saludarte y desearte unas buenas vacaciones....Oye, a lo mejor somos compatibles geneticamente y por eso me enamoré de tí nada mas verte. ...Es broma...si, si, broma...

miércoles, agosto 05, 2009  
Blogger angela ha dicho...

Hola Karlos!!
Como estas? Aqui atravesando un verano muy caliente de mucha playa y mar. Gracias!! Un abrazo! Quien sabe que se inventaran despues con esto de la genetica, cierto? :)

miércoles, agosto 05, 2009  
Anonymous Milo ha dicho...

Hola Ángela, he llegado aquí por medio de la página Muy interesante y gracias al título de su blog que por cierto, muy llamativo.

Quería hacerle una pregunta sobre este post -con el cual coincido en lo que dice-
Pero, ¿cómo se explica entonces que alguien pueda enamorarse teniendo a la otra persona al otro lado de ordenador? Sin haberse visto físicamente ni tan siquiera olerse en un primer momento.

Un saludo desde España.

Att, Milo.

viernes, agosto 21, 2009  
Blogger angela ha dicho...

Hola Milo!
Cierto! jaja. No se. Es valida tu pregunta. Un misterio mas. Para que veas que no lo sabemos todo! Gracias por comentar.

viernes, agosto 21, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal