con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

martes, 2 de enero de 2007

Viaje al Continente Blanco



Tras ocho años de darle lata a la National Science Foundation de EE.UU., logré finalmente una invitación al Polo Sur geográfico a producir reportajes sobre la ciencia que se lleva a cabo en el punto más frío, seco, aislado, remoto y hostil sobre la superficie terrestre. Así, tras una montaña de papeleo, exámenes médicos y una logística infernal que nos llevó hasta la ciudad de Christchurch, Nueva Zelanda, (donde tuvimos aprender a equiparnos con 16 kilos de ropa polar y otros atavíos de emergencia), embarqué, en compañía de mi colega productor de documentales Mauricio Eduardo Quintero, en un C-17 (es algo así como volar dentro de una catedral) rumbo a la estación de McMurdo, en el borde del continente antártico.

Narraré en este blog durante los próximos días, algunos de los altibajos del viaje memorable al Continente Blanco.

Puesto que estamos entrando en el llamado “Año Internacional de los Polos”, los ojos del mundo estarán puestos nuevamente sobre dos las regiones heladas del globo, para resaltar su importancia geopolítica, científica, histórica y medioambiental: Como dos turbinas gigantes, los polos -los ecosistemas más delicados y simples del planeta- redistribuyen e influencian el clima a escala global, siendo la clave fundamental para entender los procesos geofísicos que suceden en la Tierra.

De ambos la Antártida, una masa de hielo de hasta casi 5 kilómetros de espesor, se ha convertido en el más grande laboratorio científico del mundo. Pocos lugares tienen una geografía más desconocida, peligrosa, seductora, inaccesible y alucinante. Y pocos han dejado tal huella en la imaginación colectiva de quienes los hemos visitado. Porque la Antártida es un paisaje de la mente. Una especie de metáfora en varios tonos de blanco.

La revista MUY INTERESANTE (http://www.muyinteresante.es/) tiene este mes de enero toda una sección dedicada a los polos, su historia, su geopolítica, y la ciencia que se lleva acabo en ellas, incluyendo al megaproyecto internacional IceCube. Un observatorio maravilloso enterrado a varios kilómetros bajo el hielo para detectar neutrinos cósmicos.

En La revista GEO, una Carta desde El Polo Sur (http://www.georevista.es/)

En WIRED, la compleja logística de la conectividad a 90 Grados Sur. (http://www.wired.com/wired/archive/15.01/posts.html?pg=2)

Y eventualmente, la revista NEW SCIENTIST (http://www.newscientist.com/) publicará una nota sobre las nuevas bases polares, incluyendo la ultrasofisticada estación estadounidense Amundsen-Scott en el Polo Sur, y las bases Halley VI de Inglaterra, y Neumeyer III de Alemania.

Foto: Lo primero que se ve del Continente Blanco es el borde de la Barrera de Hielo Ross, una lengua congelada del tamaño de Francia, que tiene en promedio unos 100 metros de altura. Al fondo derecha, el Monte Erebus, el único volcán activo el continente antártico. Cortesía National Science Foundation.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal