con-ciencia

Un blog de Angela Posada-Swafford sobre ciencia, exploración y las cosas extrañas con que me encuentro durante algunos de mis reportajes./ A BLOG ABOUT COOL SCIENCE, EXPLORATION, AND SOME PERSONAL ADVENTURES IN SCIENCE REPORTING.

jueves, 26 de marzo de 2009

Un parto milagroso

Lisa Ware/Smithsonian National Zoo

Rara vez un nacimiento ha sido tan anticipado y producido tanto suspenso: el 24 de marzo, por primera vez en 16 años, el Centro de Conservación del Zoológico Nacional del Smithsonian en Front Royal, celebró el nacimiento de dos cachorros de leopardo nublado (Neofelis nebulosa)”. El comunicado de prensa del Smithsonian lo grita a los cuatro vientos. Y con toda la razón: estos pequeños gatos salvajes oriundos del sudeste asiático están en mala situación desde el punto de vista de conservación. Encima de todo, son notoriamente difíciles de reproducir: por alguna razón los machos son sumamente agresivos con las hembras, causándoles serias heridas. Y las madres, a su vez, tienden a atacar a sus cachorros, matándolos en muchas ocasiones.

Pero si alguien puede revivir a esta especie de felino, (que no había podido reproducirse en más de una década en cautiverio), es la gente del centro de Front Royale, que son los campeones en esto de la genética reproductiva de los gatos salvajes. Hace unos pocos meses conversé con ellos para mi nota sobre la conservación de las chitas, o guepardos, en Namibia. Y el nivel de sus investigaciones me dejó boquiabierta. Esos cachorritos están en las mejores manos.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Comunicaciones a mil gigaherzios

Un chip de "grafeno'/Dona Coveney/MIT

Recuerde bien esta palabra: “grafeno”. Porque se trata de un relativamente nuevo material (una forma de carbón ultrapuro) manipulado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT, que podría llevar al diseño de microchips que funcionen a velocidades mucho mayores que los chips estándar de hoy, hechos de silicona. Eso podría significar teléfonos celulares y otros sistemas de comunicaciones que transmiten data a grandísimas velocidades.

Los que hicieron en el MIT fue construir un chip llamado “multiplicador de frecuencia”, es decir que es capaz de tomar una señal eléctrica que viene con una frecuencia electromagnética X, y producir otra señal que es un múltiplo de esa frecuencia. Por ejemplo, el doble.

“En la electrónica siempre estamos intentando aumentar la frecuencia para crear ordenadores cada vez más veloces”, dice Tomás Palacios en una entrevista con el buró noticioso del MIT. “Palacios es profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Eléctrica del MIT. “Es muy difícil generar frecuencias altas mayores de 4 ó 5 gigaherzios, pero este nuevo material podría llevar a sistemas prácticos a la escala de los 500 a 1,000 gigaherzios”.

El grafeno, dice Palacios, “es el tema más emocionante de la física [de materiales] hoy en día”. El material es primo hermano de las buckyballs y nano tubos de carbono, sólo que, en lugar de estar enrollado en forma de tubos o bolas, forma una capa plana de un átomo de grosor.

Las aplicaciones comerciales, añade, podrían estar llegando en apenas un año, o dos a lo sumo. Naturalmente que el proyecto atrajo el interés –y el apoyo- del Instituto de Nanotecnologías para Soldados, también en el MIT.

jueves, 19 de marzo de 2009

Peligrosa escasez mundial de isótopos para medicina nuclear

Un scan de huesos con el material radioactivo technetio muestra tumores.

Suponga que usted va al hospital porque le tocó hacerse uno de varios diagnósticos por imagen para ver cómo está su maquinaria por dentro. Y le dicen, ‘lo siento, no podemos hacerlo. Es que se nos acabó el Technetio-99m, porque los reactores nucleares productores de Molibdeno-99 (del cual se deriva el Technetio) tienen problemas de mantenimiento y han reducido su producción a tal punto que no han vuelto a enviarnos los isótopos…’ Esa fue casi la situación en una reciente -y callada- crisis en los servicios de diagnóstico en Inglaterra con repercusiones mundiales.

Uno reacciona cuando entiende que el material (que sólo tiene un período de vida media de tres días y por eso no se puede simplemente guardar en una repisa) se usa como marcador radioactivo en investigaciones de medicina nuclear tales como las cámaras de rayos gama, que permiten a los doctores ver dentro del cuerpo de un paciente para evaluar órganos con tejidos dañados y diagnosticar una larga lista de enfermedades, incluyendo el cáncer, problemas cardiacos e insuficiencia renal.

Aunque la crisis inglesa se resolvió, Alan Perkins, presidente de la Sociedad Británica de Medicina Nuclear, está haciendo un llamado internacional para que los gobiernos “se pongan las pilas” e inviertan en la producción de estos isótopos médicos, porque si llegan a faltar, el cuidado de la salud se vería seriamente afectado. Según Perkins:

El uso médico de los radionúclidos es probablemente la más beneficiosa aplicación de las ciencias nucleares y atómicas a la humanidad”.

A nivel global, las investigaciones en medicina nuclear son el segundo procedimiento de diagnóstico por imagen más común después de las tomografías computarizadas (CT scans), y cada año se hacen más de 28 millones de evaluaciones usando el material Technetio-99m. Y sucede que el 95 por ciento del Molibdeno-99 de todo el mundo es producido por únicamente cinco reactores nucleares comerciales: NRU en Canadá; HFR en Holanda; BR-2 en Bélgica; OSIRIS en Francia, y SAFARI-1 en Suráfrica.

Según Perkins en un reporte de la AAAS, desde enero de 2007 ha habido una serie de períodos en que la oferta del material se ha visto interrumpida cuando los reactores han tenido que cerrar, ya sea por mantenimiento o por daños críticos que han incluido seis meses de cierre por tubos corroídos en uno de ellos.

Perkins se quejó de la falta de cooperación internacional, y su reporte fue en parte la causa de un encuentro sobre isótopos médicos organizado por la Agencia de Energía Nuclear (NEA), el pasado enero.

jueves, 12 de marzo de 2009

El nuevo viaje ácido


Esqueletitos de foraminíferas. Foto: Jakmi.


La acidificación del agua de los océanos se ha convertido en la nueva Némesis ambiental. Cada semana se suman montañas de reportes científicos que apuntan a que la polución humana está subiendo el nivel de ácido hasta el punto de que en las próximas décadas nuestros mares podrían recrear condiciones que no se habían visto en la Tierra desde la era de los dinosaurios. La causa naturalmente son las toneladas de dióxido de carbono que escupen nuestras chimeneas y automóviles, y que terminan disueltas en los océanos. Por lo menos, eso dicen muchos estudios. El último lo hizo la Universidad de Bristol, y está siendo presentado ahora en una cumbre de emergencia en Copenhague.

Lo que se ha venido entendiendo en años recientes es que el dióxido de carbono tiene la virtud de adelgazar y eventualmente desbaratar los esqueletitos calcáreos de millones de criaturas marinas similares a las amebas llamadas foraminíferas, que tienen el tamaño de un grano de arena. Por lo tanto, ese mismo ácido tiene el poder de disolver cualquier otro caparazón hecho a base de carbonato de calcio: o sea, arrecifes coralinos, las conchas de los moluscos, los caracoles, etc. etc. Lo que no es disuelto es ablandado, dejando a los organismos expuestos a las dentelladas de sus enemigos. En suma, la acidificación del agua cambiará la naturaleza de muchas formas de vida.

Al parecer, esos niveles han subido drásticamente desde la Revolución Industrial. Pero como sucede con este tipo de estudios de cambio climático, las estadísticas no son concluyentes. Lo que sí es cierto es que los diminutos esqueletos de las foraminíferas ya no son lo que eran antes.

sábado, 7 de marzo de 2009

Catálogo de exoplanetas para turistas galácticos


Desde que el primero fuera descubierto a mediados de los 90, cazar exoplanetas se está convirtiendo en un deporte cada vez más popular. Y con el lanzamiento de Kepler hace un par de días, ni se diga. Ha sido una verdadera explosión demográfica. ¡La lista ya va por 335! Pero, ¿cómo saber cuál es cuál? La Sociedad Planetaria decidió poner orden en el caos, y creó un catálogo de dominio público. El catálogo nos cuenta cuál es la ubicación del planeta en relación a su estrella, cuál es su masa y cómo se le compara con otros planetas de nuestro propio sistema solar, cuánto demora en darle la vuelta a su sol, cómo lo detectaron, cuándo lo descubrieron y cuántos otros planetas (que se sepa) hay en órbita alrededor de la misma estrella.

¿Cómo encuentran los científicos un planeta lejano? Hay varios métodos: algunos buscan una estrella cuyo movimiento muestre que hay algo perturbando su patrón gravitatorio. Otros buscan la forma en que un planeta que no se ve altera o distorsiona la luz que nos llega de esa estrella. Las sondas Kepler y Corot están diseñadas para observar la casi imperceptible disminución de la luz cuando un planeta pasa frente a su estrella madre. La técnica usada por Kepler, conocida como fotometría de tránsito, también se ha usado para analizar la atmósfera de un planeta extrasolar. En algunos casos se han detectado metano y vapor de agua, lo cual es una esperanzadora señal para la identificación futura de vida alienígena.

El sitio web Solstation.com también tiene un listado de estrellas, algunas de ellas son planetas asociados.

Pero no hay que olvidar a los planetas enanos de nuestro propio Sistema Solar: hasta ahora, cinco de estos pequeños mundos cuadran con la definición controversial de la IAU, Unión Internacional de Astrónomos: Eris, Pluto, Haumea, Makemake y Ceres. Los astrónomos uruguayos del Dwarf Planet & Plutoid Headquarters tienen una lista de al menos una docena de candidatos, aunque otros astrónomos piensan que podrían existir miles.

domingo, 1 de marzo de 2009

La risa de la hiena no es ningún chiste

Capaz de pulverizar un hueso en segundos, la hiena moteada está entre los animales más increíbles del planeta.

Pobre Midget. Me parte el corazón. Midget es una hiena manchada que vive en la reserva del Masai Mara, en Kenya. Y tiene la desgracia de ser una hiena macho joven en la sociedad más cruentamente matriarcal que existe en el reino animal. (Y no, no es el de la foto). Nadie quiere ser una hiena macho dentro de un clan nuevo: es la posición más abyecta a que pueda estar sometida criatura alguna. Eso fue lo que descubrí mientras entrevistaba a Kay Holekamp, una fascinante bióloga estadounidense que lleva décadas estudiando a estos extraordinarios animales llenos de sorpresas anatómicas, para este artículo en Muy Interesante, edición de marzo.

Y en este interesante video de Holekamp (la ventana del video inferior), es posible apreciar la desbandada que una pandilla de hienas es capaz de infundir en un par de leonas…que terminan refugiándose en lo alto de un árbol.

En cuanto a Midget (hay que leer la nota para entender su odisea), los últimos reportes del campamento de Holekamp, son alentadores: Midget parece haber subido un peldaño en la escalera de la dignidad. No obstante, Murhy, la reina Murphy, aun no le da el cuarto de hora.